sábado, 23 de febrero de 2008

ETAPAS DE LA MEDIACIÓN


ETAPAS DE LA MEDIACION

Si bien es cierto, la mediación es un proceso flexible e informal, no significa que carece de un procedimiento lógico para conducirla y llevarla a buen término. En este apartado revisaremos las diferentes etapas que componen el procedimiento de la Mediación.

1. Etapa Preparatoria

Como hemos analizado en apartados anteriores, las partes tienen el poder de la autogestión en la mediación, lo que significa que –con la ayuda del mediador- son las encargadas de buscar la solución al conflicto que les aqueja, y por lo tanto requieren de una preparación para el momento de la negociación. Así también debe prepararse el mediador para ayudar a las partes a encontrar una solución que resulte satisfactoria para ambas. Y, ¿cómo lo hace?

a. Elaborar una Hipotesis.
Lo primero es elaborar una hipótesis del caso según información disponible. Pero cuidado con las ideas preconcebidas o los juicios previos. No necesariamente el título del conflicto corresponde al contenido real del mismo. El mediador debe estar siempre preparado para lo inesperado, no puede circunscribirse a la información que haya recibido sin antes escuchar ambas partes.

b. Citación de las partes.
Preferimos utilizar el término “invitación”, ya que la palabra “citación” está muy relacionada a comparecer en un juicio, lo que puede confundir a las partes en cuanto a lo que es la mediación en sí. Para las invitaciones se propone la utilización de una carta acompañada de un panfleto que explique en lenguaje común qué es la mediación, en qué consiste, cuáles son sus ventajas y sus efectos. Así, el participante al recibir la “citación” tiene la oportunidad de enterarse del tipo de trámite al que se someterá.

c. Arreglos preliminares.
Estos tienen que ver con el lugar donde se llevará a cabo la mediación. El mediador debe revisar la distribución del lugar, que el espacio resulte cómodo para el caso en que se reúnan dos o personas. Determinar si serán utilizados tableros, computadoras y los demás instrumentos que considere pertinentes. Se sugiere evitar cualquier objeto que pueda causar daño a cualquiera de las partes, tales como objetos contundentes (ceniceros) y/o punzo cortantes (abre cartas). También debe decidirse si brindará algún tipo de refrigerio durante las sesiones. Recuerde que esto dependerá de las partes y de algunas características especiales del conflicto.

d. Acuerdo de confidencialidad.
Una herramienta valiosa antes del inicio de la mediación la constituye la firma de un acuerdo de confidencialidad entre las partes y el mediador, ya que mediante este documento, todos los involucrados se “comprometen” a seguir las reglas de la mediación y a guardar absoluta reserva de todo lo que se escuche y se vea en el transcurso de las sesiones. En la actualidad es muy utilizado ya que la solemnidad de la firma de este acuerdo previo al inicio de cualquier trámite le ofrece tranquilidad y seguridad a las partes a intervenir activamente en el desarrollo de la mediación.


e. Discurso preliminar del mediador.
Seguidamente a la presentación del mediador y de las partes, el facilitador proniunciará lo que se conoce como el discurso del mediador. En él explicará el método y en qué consiste, así como establecimiento de las reglas a seguir durante la mediación y luego de terminada la misma. Éstas son algunas de dichas reglas: la confidencialidad, la imparcialidad y la autonomía de las partes, establecimiento y aceptación común de las reglas del proceso y explicación del rol del mediador.


2. Etapa de la Sesión de Mediación

Una vez establecidas las reglas del juego, se procederá con la sesión propiamente tal. El mediador ya tendrá decidido quién habrá de iniciar la sesión y dará a ambas partes la oportunidad de exponer su punto de vista del conflicto.

Durante las exposiciones de las partes, usted –Mediador- deberá identificar los intereses de las partes utilizando las técnicas y herramientas que considere necesarias y convenientes para el buen desarrollo y término de la mediación: técnicas y herramientas que han sido analizadas con anterioridad: la comunicación, la escucha activa, el Parafraseo, las preguntas, las sesiones conjuntas o privadas y la generación de opciones.

Concluidas las etapas mencionadas, estamos listos para pasar a la etapa de acuerdos.

Algunas sugerencias para esta etapa son:
UBICACIÓN DEL PROBLEMA
• Trataremos de centrar el problema y clasificar y ordenar los temas más importantes para las partes.

• Se intentará identificar el/los conflicto/s a partir de toda la información de que se dispone

• Trataremos de elaborar una definición compartida del problema, es decir,una definición del conflicto aceptada por las dos partes.


Etapa De Acuerdos
Aclarados los intereses de las partes y presentadas las posibles soluciones del conflicto, podemos pasar a la etapa de acuerdos. Recuerde que el éxito de esta etapa final radica en que el acuerdo sea perdurable en el tiempo.

En esta fase debemos plantear:
ü Cuál de las distintas opciones planteadas pueden ser aceptadas y cuáles pueden funcionar
ü Evaluaremos las ventajas e inconvenientes
ü Evaluaremos las dificultades para llevar a término las distintas opciones
ü Quien hace qué, cuándo, cómo y dónde.

a. Contenido del Acuerdo.
A continuación, nos permitimos enumerar los mínimos requeridos en el acuerdo de mediación:
• Identificación de las partes y del conciliador. ( incluir aquí si las partes fueron acompañadas por su apoderado legal).

• Las materias que fueron sometidas al trámite de mediación, con un resumen de los hechos y las pretensiones de las partes.

• El acuerdo expreso de manera clara y definida, determinando las obligaciones a cargo de cada parte, el lugar, las condiciones y plazos para su cumplimiento. En caso que la mediación hubiere sido parcial, se detallarán los puntos de desacuerdo. Si las partes así lo desean, pueden expresar que acudirán a otros métodos alternos de solución de controversias o a la vía judicial –según sea el caso -.

• Las firmas de las partes y del mediador

b. ¿Qué pasa si no hay acuerdo?
Cuando el mediador ha desplegado toda su actividad y la búsqueda de soluciones al conflicto ha sido improductiva o cuando a pesar de haberse encontrado distintas propuestas de solución éstas no han sido aceptadas, se ha de asumir que la mediación ha de finalizar aunque sea sin acuerdo.

En muchas ocasiones las partes prefieren acudir a alternativas distintas. A veces se prefiere que sea un tercero quien decida la solución del conflicto, bien sea a través del arbitraje voluntario o bien mediante su sometimiento al juez.
Se deben aceptar por el mediador estas distintas alternativas a las que las partes desean acudir, aceptando la posibilidad que la mediación finalice sin acuerdo.

“Recuerde que no necesariamente todas las mediaciones deben concluir con un acuerdo entre las partes; y por lo tanto o es mejor mediador el que más acuerdos propicia”.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buen trabajo, me ayudo mucho a entender las etapas y las funciones del mediador. Muchas gracias

Anónimo dijo...

Hola, quisiera saber la fuente de esta informacion. Gracias

Anónimo dijo...

Excelente informacion

Anónimo dijo...

Hola quisiera saber si después que se firma los términos de la mediación, estos papeles hay que llevarlos o hacer alguna omologacion ante el juez para que le den valides, o el mediador tiene la misma facultad del juez para validar esto legalmente y que no en caso que una de las partes no cumpla con lo acordado se pueda dar intervención judicial directamente.